Transformación digital: la mejor solución para los directores de RR. HH.

La transformación digital es el proceso por el cual las empresas utilizan las tecnologías digitales para resolver problemas tradicionales, como la disminución del rendimiento, la productividad, la agilidad o la eficiencia. Esta transformación debe comenzar con un cambio estructural en las organizaciones. Las nuevas tecnologías permiten la reconversión de la mano de obra y se convierten en herramientas para que los recursos humanos, y sus directores en particular, redefinan su papel y aumenten el valor que aportan a la empresa. Es un proceso en el que las empresas utilizan la tecnología para mejorar el rendimiento, aumentar su alcance y garantizar mejores resultados. Se trata de un cambio estructural en las organizaciones, otorgando un papel clave a la tecnología, y muchas empresas líderes están avanzando hacia él.

Las nuevas generaciones como objetivo

El nuevo sector de los RR. HH. tiene un papel clave que desempeñar, sustituyendo las prácticas y enfoques tradicionales de reducción de costes por estrategias que impliquen estructuras, herramientas, medidas y procesos organizativos innovadores. El objetivo de los directivos de RR. HH. es actuar como líderes y gestores del cambio y proporcionar soluciones que permitan a sus departamentos remodelar la propia organización y su plantilla para obtener una ventaja competitiva.

Por ejemplo, la Generación Z está compuesta por personas nacidas después de 1994 y consideradas nativas digitales. Según Fast Company, a partir de 2021 y como consecuencia de la pandemia mundial de COVID-19, esta generación será el inicio de una nueva forma de trabajar. Esta generación ha crecido rodeada de dispositivos digitales, por lo tanto, son los que más exigen estos cambios.

Los RR. HH. son responsables de proporcionar a las generaciones futuras una tecnología de espacio de trabajo digital que mejore su experiencia y la del resto de los empleados, con el objetivo de satisfacer las diferentes expectativas y preferencias.

Estos departamentos se ven cada vez más como un área digital y estratégica para las empresas. que contribuye a la satisfacción de los empleados y a la mejora del entorno de trabajo. Por lo tanto, es necesaria una transformación digital para optimizar las condiciones de trabajo y facilitar la ejecución de las actividades, garantizando un rendimiento más estratégico de los empleados del sector.  

Nuevas tecnologías para atraer el talento

Al adoptar las tecnologías de forma estratégica, la empresa garantiza una mayor productividad de los empleados. Esto se debe a que los profesionales ya no tienen que preocuparse por las tareas que se han automatizado, lo que les permite centrarse en cuestiones más importantes para la empresa, en cosas que son verdaderamente estratégicas, ya sea la adopción de una solución de mensajería instantánea dentro de la red corporativa o un sistema de calendario para gestionar salas, reuniones y procesos. Por lo tanto, los responsables de RR. HH. deben adoptar prácticas y tecnologías de transformación digital lo antes posible para adelantarse a la competencia y conseguir:

  • Una reducción del trabajo repetitivo y burocrático. 
  • Mayor eficiencia y agilidad para satisfacer las necesidades del negocio.
  • Plena integración y mejor colaboración entre RR. HH. y el resto de la empresa.

Tras estos tres factores con tantos beneficios para optimizar la transformación digital en el sector de los RR. HH. , es el momento de conocer los principales aspectos que tener en cuenta a la hora de implementar los procesos, tecnologías y mejores prácticas de transformación digital en el sector. 

Las organizaciones que se embarcan en la transformación digital utilizan las tecnologías más eficaces del mercado. Como resultado, no cabe duda de que su rendimiento y su capacidad de respuesta son muy superiores a los de sus competidores, que siguen «atrapados en el tiempo». Los equipos son cada vez más flexibles y están más abiertos al cambio para mejorar sus procesos, lo que alivia los posibles momentos de transición que normalmente comprometen el rendimiento empresarial.

La propia tecnología puede ayudar en este sentido, ya sea mediante el uso de sistemas digitales de aprendizaje para la formación, haciendo predicciones y construyendo diferentes escenarios para cada decisión empresarial y cada capacidads de desarrollo de los empleados. Uno de estos sistemas utiliza videojuegos para que los empleados refuercen sus habilidades profesionales, lo que se denomina game-based learning. La inversión en esta tecnología aumenta el rendimiento de la empresa. De este modo, todo el modelo de negocio se ve afectado positivamente, ganando fuerza para afrontar los retos del mercado.

El game-based learning: un buen punto de partida

¿Sabías que hoy en día los principios utilizados en los videojuegos pueden aplicarse en el mundo real, especialmente mediante el uso del game-based learning?

Los juegos pueden utilizarse como forma de motivación en las empresas. En este sentido, funcionan como una herramienta de retención del talento, ayudando a evitar la deserción de los empleados y los costes que de ello se derivan. Los empleados más motivados ofrecen una mayor productividad. Los directivos que se fijan en las tendencias de este proceso, mejoran la eficiencia de las empresas. Han encontrado una salida a esta situación aplicando a su formación estrategias basadas en el juego. 

El game-based learning, con la ayuda de las nuevas tecnologías, consiste en aplicar los mecanismos a la vida cotidiana de una organización. Puede utilizarse como herramienta para la formación, la contratación o la motivación de los empleados. Su función principal es aplicar los atributos de los juegos, como la competición o la diversión, a los problemas y retos del mundo profesional. 

Como sabemos, la gestión de los recursos humanos es fundamental y los clientes no pueden ser la única preocupación de una empresa. Es importante hacer que los empleados se sientan comprometidos y motivados para fomentar su sentido de pertenencia y aumentar su productividad. Los empleados deberían ser los primeros en beneficiarse de los programas de game-based learning de RR. HH. Así, se crea un entorno en el que se sienten reconocidos y recompensados por sus logros, incluso más allá de las recompensas de la producción y los beneficios de la empresa.El game-based learning aplica técnicas de motivación conductual en entornos no lúdicos. De hecho, este eficaz programa se asemeja más a un programa de fidelización personalizado para el empleado, que le anima a alcanzar verdaderos objetivos profesionales más allá de los puntos y la clasificación.

Posts relacionados

Deja un comentario