¿Qué es productividad?

¿Qué es productividad?

¿Qué es productividad? En Gamelearn hablamos mucho sobre ella y sobre la gestión del tiempo pero, ¿sabes realmente qué significa? Según la RAE, “productividad” es la “cualidad de productivo”, es decir, “que es útil o provechoso”. Si quieres averiguar si tu negocio es o no productivo sigue leyendo:

Filosofía de vida

Entender lo que es la productividad y aprender a incrementarla puede ayudarte a mejorar tu organización. ¿Qué es productividad? La productividad es una filosofía de vida, un estado mental. Ser eficiente significa hacer, en cada momento, lo que conscientemente elegimos hacer, y no lo que hacemos obligados por las circunstancias. La productividad implica adoptar una actitud para la mejora continua.

Valor y tiempo

A menudo el significado productividad lo encontramos asociado a los factores “valor” y “tiempo. La definición de productividad ha ido cambiando con el paso del tiempo. El concepto, sin embargo, siempre ha ido ligado a la relación entre la producción y el aprovechamiento de los recursos de los que disponemos.
Por supuesto, otros elementos influyen en la productividad y en la eficiencia de nuestro negocio. Factores como la cantidad de trabajo, el capital invertido, la tecnología utilizada, los recursos disponibles, el número de empleados y su capacitación, la motivación del personal, etc., todos juegan un papel importante en la esfera de la productividad.
La gestión del tiempo es, sin embargo, el factor determinante si hablamos de optimización y productividad. El tiempo es necesario para todo, por lo que resulta comprensible que invertir en una correcta gestión del tiempo terminará por beneficiar a nuestra productividad tanto personal, como profesional.

Cantidad vs Calidad

No debemos caer en el error de pensar que la productividad es solamente “hacer más en menos tiempo”. Número de tareas completadas, cantidad de proyectos terminados, etc. Es una idea equivocada sobre la eficiencia, que con frecuencia genera malestar en el empleado, que se siente presionado.

Pensemos, por ejemplo, en la productividad de un blogger. ¿Quién es más productivo, aquél que consigue mejorar el tráfico de su blog y, por extensión, generar un mayor impacto entre sus lectores; o aquél que únicamente se centra en publicar cuanto más, mejor?

Este último blogger, preocupado solamente por “hacer más en menos tiempo”, lo único que conseguirá será publicar un gran número de palabras y mensajes que poca gente leerá. Sin embargo, el primero, centrado en el “valor” de su trabajo, es en realidad más eficiente porque previamente ha analizado su capacidad de influencia, ha buscado cómo optimizar sus recursos y ha escrito con la misión de contribuir a algo. Aunque escriba menos cantidad, logrará un mayor impacto en la Red con sus publicaciones. Ha optimizado sus recursos.

Productividad y Liderazgo

La verdadera responsabilidad de la productividad recae sobre los líderes de la empresa, que deben promover métodos eficaces para la gestión del tiempo de toda su organización. En sus manos está que su equipo humano cuente con pautas y consejos prácticos para mejorar la eficiencia.

Si la plantilla recibe una orientación clara sobre cuáles son sus objetivos y dispone de herramientas para evitar pérdidas de tiempo, estaremos ante una organización eficiente, capaz de organizar el día a día de forma práctica y sencilla. Los trabajadores encontrarán el equilibrio entre la productividad profesional y personal, porque serán capaces de detectar los elementos que les hacen ser improductivos.

En este sentido, los líderes de las organizaciones hacen lo posible porque su equipo sepa cuáles son sus metas, sus “tareas brújula” de cada día. Saber priorizar para ser eficiente, ésa es la clave de la productividad.

Saber más: Cómo mejorar tu productividad gracias a la Matriz Eisenhower

Productividad a corto y largo plazo

Elaborar un diagnóstico que permita examinar e identificar los obstáculos que afectan a nuestra productividad es vital para implementar, de forma eficiente, acciones de mejora. Sólo así podremos establecer un sistema para priorizar tareas y marcar objetivos hacia los que dirigir nuestra empresa.

Todas las empresas de hoy en día se preocupan por establecer un modelo de productividad que les garantice a corto y largo plazo ser competitivos y cumplir con los estándares de calidad, eficiencia e innovación. Si una organización no se preocupa por ser productiva, terminará por fracasar y quedar fuera del mercado.

Tener presente qué es productividad y tratar de identificar las áreas en las que podemos mejorar nos ayudará a concentrarnos en los objetivos más importantes que queremos alcanzar y a largo plazo nos permitirá lograr el éxito.

En resumen, considerar la productividad como un factor esencial es muy importante para una organización porque permite a la empresa comprobar su evolución y saber en qué punto se encuentra con respecto a años anteriores, costes, equipo humano, etc.

Productividad y nuevas tecnologías
Con el paso de los años, las nuevas tecnologías juegan un papel cada vez más relevante e influyente en el resultado final de productividad: tabletas, teléfonos inteligentes, ordenadores, etc., permiten a los empleados y miembros de un equipo conectarse en cualquier momento desde cualquier lugar, mejorando notablemente los procesos productivos. La tendencia es que seamos cada vez más productivos.

Por definición, utilizar un dispositivo móvil para, por ejemplo, tomar notas, hace que aprovechemos mejor el tiempo y los recursos como nunca hasta ahora. Esa conectividad, sin embargo, implica también el riesgo de un mayor número de distracciones. Con las pautas correctas, podremos evitarlas.

Quizá te interesa: Aparca la tecnología para una comunicación efectiva

Productividad y Formación

Una buena forma de aprender a evitar los obstáculos que perjudican nuestra eficiencia son los cursos de productividad. Muchas organizaciones implementan estas formaciones para guiar a sus empleados hacia prácticas eficientes y el correcto aprovechamiento del tiempo. A través de consejos prácticos y recomendaciones, los equipos desarrollan habilidades para mejorar su vida personal y profesional: celebrar reuniones eficaces, usar el correo de forma eficiente, equilibrar vida personal y laboral, etc.

Si queremos formar parte de organizaciones productivas debemos poner en marcha acciones y mecanismos para la mejora continua que favorezcan la eficiencia de equipos y personas.

30 estrategias infalibles mejorar engagement formacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *