Por qué el diseño instruccional es fundamental para el desarrollo de un e-learning efectivo

Por qué el diseño instruccional es fundamental para el desarrollo de un e-learning efectivo
Gamelearn Team

El e-learning se ha desarrollado mucho más durante los últimos años en busca de solventar las limitaciones del aprendizaje presencial. Los creadores de materiales o clases online han recurrido a herramientas de autoría para gestionar el diseño y evolución de los cursos a la vez que garantizan que los alumnos dispongan de los elementos necesarios para culminar el proceso de aprendizaje con éxito.

Es así como adquiere importancia la aplicación del diseño instruccional para poder estructurar correctamente el proceso de e-learning

¿Qué es el diseño instruccional?

Se trata de un proceso mediante el cual los diseñadores de las clases o cursos de e-learning planifican y determinan la estructura que deben seguir todos los elementos que forman parte del aprendizaje online para cumplir los objetivos pedagógicos con éxito.

Gracias a la implementación del diseño instruccional es posible:

  1. Elaborar una planificación sistemática global del proceso.
  2. Identificar qué diseño permite a los alumnos aprender con más eficacia.
  3. Detectar los fallos del proceso de aprendizaje.

Actualmente existen más de cinco modelos de diseño instruccional y múltiples herramientas de autor que facilitan la creación de los cursos online.

La importancia del diseño instruccional

A diferencia de una clase presencial, donde los profesores tienen la flexibilidad de hacer modificaciones sobre la marcha, en un curso online todo el proceso de aprendizaje ya está predeterminado y es necesario anticipar posibles escenarios desde la fase de planificación. Por ende, la estructuración, el contenido y los resultados adquieren más importancia en el ámbito del e-learning.

La utilización del diseño instruccional facilita la producción del curso y vela por el cumplimiento de los objetivos pedagógicos planteados. Los beneficios del proceso se reflejan en mejoras durante la fase de producción, para los diseñadores instruccionales, y facilidad de aprendizaje, para los alumnos.

Asimismo, un buen diseño instruccional permite:

1. Adaptar cualquier contenido al formato online con éxito

El aprendizaje ha formado parte de nuestras vidas desde hace miles de años; sin embargo, gran parte de los contenidos se han diseñado para el formato presencial únicamente. 

Al principio del e-learning tradicional, el reto principal era que el formato predominante era el texto y no se podía implementar un diseño instruccional que fomentará la participación de los alumnos con éxito. Con la flexibilidad de creación actual de las nuevas tecnologías, solo necesitas encontrar una buena herramienta de autor y empezar tu planificación para adaptar cualquier contenido utilizado en las clases presenciales al formato online.

2. Comunicar los mensajes y generar interés

Para comunicar con claridad se necesita práctica y planificación, incluso en el formato online. Si eres capaz de englobar los conocimientos necesarios para cumplir los objetivos de aprendizaje en una historia atractiva podrás transmitir los mensajes y multiplicar el interés de los alumnos. 

Presta atención al guión de tu historia y no dejes de practicar hasta que los mensajes que transmites cumplan el fin que te has planteado.

3. Fomentar la interacción participativa

Una de las fases que debe incluir el diseño instruccional es la investigación del público objetivo. No todos los alumnos son iguales y por ende cada curso online debe apelar a la participación de formas diferentes.

El e-learning no suele contar con un docente en tiempo real que se adapte a cada tipo de alumno, por lo que esta investigación previa adquiere más importancia. El curso online debe garantizar la participación de los alumnos creando una experiencia de aprendizaje atractiva, desde su concepción, a través de los elementos visuales, el contenido y los sistemas de evaluación. 

Recuerda si te adaptas a las necesidades de los alumnos los resultados están garantizados.

4. Incrementar la retención de la información

Un buen diseño instruccional ayuda a los alumnos a adquirir y retener los conocimientos a través de formatos llamativos como los videojuegos. El uso de los elementos multimedia en determinados momentos permite que los alumnos establezcan relaciones entre la información y las acciones que realizan, lo que fomenta que dicho contenido se recuerde a futuro.

5. Motivar a los alumnos 

Si un curso online está bien diseñado los alumnos querrán formar parte del proceso de aprendizaje y encontrarán inspiración a diario. 

Un buen diseño instruccional debe responder a la pregunta “¿cómo puedo mantener a los alumnos motivados para que adquieran más conocimientos en esta área?

Cada curso de e-learning es diferente, por lo que no existe una fórmula única que puedas aplicar en todas las clases. Asegúrate de adaptar tus diseños a cada curso y público objetivo.

En conclusión, el diseño instruccional permite dotar de sentido a todos los textos y elementos multimedia que forman parte del e-learning para garantizar los beneficios del aprendizaje online frente al presencial. ¡Haz la prueba!

Gamelearn es una plataforma de game-based learning capaz de alojar a miles de usuarios simultáneamente, incluyendo un variado catálogo de serious games diseñados para formar, comunicar o sensibilizar sobre cualquier temática en empresas e instituciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *