Inicio Blog Liderazgo y Gestión de Equipos 5 pensamientos negativos que limitan tu liderazgo

5 pensamientos negativos que limitan tu liderazgo

5 pensamientos negativos que limitan tu liderazgo

En la cabeza de los líderes también asoman con frecuencia pensamientos negativos que pueden mermar tu capacidad. Son creencias equivocadas, ideas desmoralizantes que echan por tierra el gran trabajo que haces al frente de tu equipo. Aprende a identificar los 5 pensamientos negativos que limitan tu liderazgo:

1. “No puedo hacer nada”

Con frecuencia actuamos de manera equivocada ante un problema que se nos presenta. “No puedo hacer nada al respecto” ó “no es mi problema”, son actitudes victimistas que tienen un impacto perjudicial en nuestro equipo y en nuestro propio estado de ánimo. En lugar de despreocuparnos del asunto, este tipo de conductas en realidad supone adoptar un pensamiento negativo que terminará por menoscabar nuestro liderazgo.

Te puede interesar: Qué es el micromanagement y cómo combatirlo

2. “Estoy estresado”

A menudo los líderes de equipo terminan sobrecargados de tareas y responsabilidades, seguramente por una falta de delegación que ha derivado en un estrés innecesario. Este agotamiento afecta a tu salud física y psicológica, por lo que es importante que aprendas a confiar en tu equipo y delegar en ellos para liberar tu día a día y acabar con la tensión que perjudica tu liderazgo. Trata de detectar cuándo estás estresado y ponle freno.

3. “Nadie me valora”

Otro de los pensamientos negativos que limitan tu liderazgo son las actitudes auto-destructivas, que derivan en un liderazgo débil y abocado al fracaso. Es, además, una conducta que predispone a la queja constante, lo que produce una sensación de insatisfacción no sólo en el líder, sino también en todo el equipo, que terminará por alejarse y buscar un liderazgo alternativo con vocación optimista.

Saber más: 8 personas tóxicas que debes mantener fuera de tus equipos

4. “No es tan malo”

Los líderes deben aspirar siempre a la mejora constante. Si detectas algún error en el seno de tu equipo, hay que hacer todo lo posible por corregirlo. No conviertas el fallo en un hábito a base de pasarlo por alto, exige siempre lo mejor, huye de la mediocridad. Un líder tiene poder para cambiar a los demás, porque son capaces de ofrecer feedback de forma adecuada, de manera que haga crecer a las personas en lugar de humillarlas y truncar su progreso personal y profesional. Si tienes que amonestar a un compañero, hazlo en privado y de forma asertiva, pero actúa.

5. “Esto saldrá mal”

Cuando el líder de equipo inicia un diálogo interno negativo, lo más normal es que finalmente las cosas no salgan bien. Si adoptamos una actitud pesimista, estamos saboteando nuestro propio éxito, pues el primer paso para lograr nuestros objetivos es creer en ellos y ser capaces de visualizarlos. Cree en ti, y también en tu equipo, sólo así podrás ser un buen líder.

Post relacionado: Watergate, 7 errores de liderazgo que no deberías olvidar

¿Qué haces tu para ejercer un liderazgo en positivo?

Gamelearn es una plataforma de game-based learning capaz de alojar a miles de usuarios simultáneamente, incluyendo un variado catálogo de serious games diseñados para formar, comunicar o sensibilizar sobre cualquier temática en empresas e instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *