Impulsa tu creatividad con el método SCAMPER

Impulsa tu creatividad con el método SCAMPER

El pensamiento creativo y la capacidad de resolver problemas son habilidades innatas en cada persona que resultan esenciales para innovar; sin embargo, no todas las personas están acostumbradas a activar su creatividad a diario. 

Todos nacemos con la capacidad de pensar de manera disruptiva, solo que nuestro cerebro está programado para dar respuestas rápidas y útiles a diario. En nuestro desarrollo difícilmente entrenamos nuestra manera de pensar creativa. De ahí que una vez de adultos, nos sea mucho más difícil.

Para ello existen diferentes métodos y técnicas populares capaces de fomentar el proceso creativo y que cualquier persona sea capaz de transformar sus ideas con éxito. Uno de los más efectivos es el método SCAMPER, un sistema diseñado para activar el desarrollo de la creatividad cambiando o sustituyendo ideas para facilitar la innovación aplicada a cualquier ámbito.

Como afirma Michael Michalko, autor y experto en pensamiento creativo:

“Cambia la forma en que miras las cosas y las cosas que miras cambian”.

¿Cómo funciona el método SCAMPER?

SCAMPER hace referencia al acrónimo en inglés que equivale a las siguientes palabras en español:

  • Sustituir.
  • Combinar.
  • Adaptar.
  • Modificar.
  • Proponer otros usos.
  • Eliminar.
  • Reordenar.

Cada palabra corresponde a una de las fases del proceso y se puede aplicar a un producto, servicio, supuesto o problema. Para hacerlo solo necesitas formular una serie de preguntas con cada uno de los verbos propuestos, en orden, para transformar ideas existentes en algo nuevo. Por ejemplo:

  • ¿Qué elementos podemos sustituir?
  • ¿Qué características son combinables?
  • ¿Existe alguna adaptación posible?
  • ¿Y si modificamos la estructura?
  • ¿Qué usos no estamos tomando en cuenta?
  • ¿Hay algo que eliminar?
  • ¿Cómo quedaría la idea con esta reestructuración?

Las preguntas son aplicables a distintas situaciones, pero deben elaborarse, al igual que las respuestas, en base a un único supuesto.

Para hacer uso de este sistema, primero tendrás que repasar cada palabra clave del problema y generar tantas preguntas como sean posible. De esta forma, podrás responder a la vez que generas combinaciones de ideas.

Cuando tengas todas las ideas planteadas es momento de organizar la información y valorar los resultados. Luego, analiza el contenido y profundiza aún más para determinar si los resultados son innovadores y aplicables, o por el contrario debes seguir explorando.

El poder del cuestionamiento

SCAMPER es una herramienta que permite guiar tus ideas en la línea de innovación deseada, ya sea para un producto, como para un servicio, un problema o una idea. Al aplicar esta serie de preguntas de forma sistemática estás activando tu potencial creativo a través de diferentes combinaciones de elementos. 

Para descubrir el poder de estas preguntas y respuestas guiadas imagina que quieres mejorar un producto de tu empresa y para ello decides utilizar SCAMPER. El producto: un móvil.

  • ¿Qué se puede sustituir de este objeto? El material, las funciones, el sistema de producción, entre otros.
  • ¿Qué elementos podemos combinar? El software, la cámara de otro modelo, los productos complementarios como una funda protectora.
  • ¿Cómo podemos adaptar el producto? Haciéndolo a prueba de agua o más ligero.
  • ¿Qué se puede modificar? La duración de la batería, los materiales o los puntos de venta.
  • ¿Existen otros usos para este producto? Como llave digital para entrar a casa o como portador de la tarjeta sanitaria digital.
  • ¿Qué podemos eliminar? Características que están en desuso, uno de los materiales o componentes. 
  • ¿Hay algo que reordenar para mejorar el móvil? El menú predeterminado, la ubicación de los botones externos, entre otras cosas.

La clave está en realizar todas las preguntas y plantear tantos supuestos como sea posible. Así verás que surgen ideas nuevas que podrás moldear posteriormente.

¿Por qué SCAMPER?

 Este método ha sido utilizado por diversas personas y empresas desde mediados del siglo XX, a partir de la propuesta de Bob Eberle en su libro SCAMPER: Games for Imagination Development, que se inspiró en la técnica del brainstorming previamente planteada por Alex Osborn.

La versatilidad del método hace que sea aplicable a cualquier ámbito. En definitiva, es sencillo y puede dar solución a problemas o iniciar un proceso de planteamientos imaginativos útiles.

Recuerda: “Es el uso imaginativo del conocimiento lo que es esencial para la verdadera productividad creativa”, según estableció Sidney Parnes, académico estadounidense, cofundador del Centro Internacional de Estudios de Creatividad​ y miembro de la Creative Education Foundation.

¡Pon SCAMPER a prueba! Los resultados te sorprenderán.

Gamelearn es una plataforma de game-based learning capaz de alojar a miles de usuarios simultáneamente, incluyendo un variado catálogo de serious games diseñados para formar, comunicar o sensibilizar sobre cualquier temática en empresas e instituciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *