Cómo implementar un curso de inducción exitoso

Cómo implementar un curso de inducción exitoso

La mayoría de las compañías reconoce la importancia de guiar a los empleados desde el primer momento para así facilitar su incorporación. Para ello, establecen con antelación un procedimiento de onboarding específico que durante los últimos años se ha digitalizado aumentando su alcance y efectividad. 

Son las nuevas tecnologías las que han permitido dejar de un lado las presentaciones de PowerPoint, donde predomina el texto, para dar paso a procesos de inducción online capaces de generar engagement por parte del empleado.

Es durante el curso de inducción que los empleados, llenos de incertidumbre, se enfrentan a un nuevo ambiente laboral y la empresa debe ser capaz de ofrecer los conocimientos y competencias prácticas que la persona necesita.

Sin importar el sector al que pertenece tu empresa, es necesario que el departamento de Recursos Humanos considere las siguientes recomendaciones para garantizar un curso de inducción exitoso:

1. Conoce a los empleados

Cada compañía tiene un perfil de empleado concreto que define su organización. Antes de iniciar un curso de inducción nuevo es necesario investigar:

  • ¿Cuáles son los intereses de los profesionales en cuestión?
  • ¿Cómo pueden satisfacer sus necesidades formativas?
  • ¿Qué puede impulsar su desarrollo profesional desde el primer momento?
  • ¿Qué habilidades deben fortalecerse?

Al dar respuesta a estas preguntas podrás conectar aún más con tus empleados y entender cómo ofrecerles las soluciones formativas que necesitan.

2. Selecciona el curso que más se adapta a las necesidades de tu empresa 

Los empleados no son capaces de elegir la solución formativa para su onboarding, es la empresa la que debe velar por encontrar la mejor opción del mercado.

Desde el departamento de Recursos Humanos se debe hacer un análisis exhaustivo para poder evaluar y validar el catálogo de recursos disponibles en base a las necesidades de la empresa. 

Existen soluciones de formación tradicional, simulación, aprendizaje colaborativo, e-learning, entre otros; pero primero es importante establecer los requisitos mínimos que hay que tener en cuenta:

  • La personalización: tener la flexibilidad de adaptar el contenido con detalles de la empresa es muy útil, sobre todo para el onboarding.
  • La atractividad: el curso debe ser capaz de generar interés y motivación en los empleados.
  • La accesibilidad: que permita su realización en cualquier momento sin limitaciones espaciotemporales.
  • Las métricas: desde el feedback hasta resultados numéricos que permitan entender cómo ha sido el proceso.

Mars videojuego para formación y comunicación corporativas

3. Ofrece contenido de calidad 

Aportar contenido teórico a través de presentaciones llenas de texto ha quedado atrás, actualmente los profesionales se interesan por contenidos prácticos y aplicables en su día a día.

Para promover la proactividad es recomendable utilizar herramientas, como la gamificación, capaces de multiplicar el engagement y reafirmar los beneficios de la formación.

Si tus empleados disfrutan el proceso se sentirán motivados, pondrán en práctica los contenidos y desarrollarán sus habilidades profesionales.

4. Garantiza un entorno de formación seguro

Los participantes deben tener confianza en los procesos utilizados por la empresa para poder incrementar sus rendimientos y mejorar sus resultados. Utiliza técnicas colaborativas, simuladores de confianza y videojuegos corporativos para fomentar entornos seguros.

Asegúrate de que los profesionales conocen la herramienta seleccionada y de que esta es confiable en términos de ciberseguridad y el proceso se convertirá en una jornada gratificante.

5. Integra el curso seleccionado en el plan de formación 

El curso de inducción se convierte en el primer eslabón que hay que superar en la formación empresarial y por tanto, se debe incluir dentro de los itinerarios formativos de la empresa.

Por diversos que sean los itinerarios, el curso de onboarding sirve como carta de presentación ante los nuevos empleados. Recuerda cuidar los detalles formativos desde el primer momento para garantizar el desarrollo y el aprendizaje de tus equipos.

6. Establece el plan de comunicación 

Una vez que tengas a los candidatos seleccionados es momento de fomentar la participación activa en el curso de inducción desde el departamento de Recursos Humanos. 

Para conseguir que el curso de inducción sea un éxito debes conseguir que los empleados participen activamente. Para ello, asegúrate de:

  • Establecer un plan de comunicación claro.
  • Informar a los participantes de cómo hacer uso del curso correctamente.
  • Organizar jornadas informativas.
  • Generar expectativa previa.
  • Crear comunidad durante todo el proceso.

7. Promueve el feedback

Dada la importancia que tiene ofrecer feedback inmediato, es vital que la herramienta seleccionada ofrezca feedback personalizado para que cada profesional pueda observar el resultado de sus acciones durante todo el proceso formativo. 

Al finalizar el curso de inducción, organiza una sesión de feedback donde puedas comentar los comportamientos que puedan ser cambiados al igual que el nivel de satisfacción con la herramienta formativa. Este feedback general te ayudará a identificar los puntos de mejora para aplicarlos en los procesos futuros.

8. Mide los resultados

Algunos cursos de inducción otorgan reportes sobre el desempeño del empleado durante el proceso formativo. Este tipo de herramientas son las que te permitirán analizar con detalle la información para establecer puntos de comparación y objetivos futuros.

Esta es una de las razones por las cuales los videojuegos formativos de onboarding son cada vez más utilizados en las organizaciones.

Un curso de inducción exitoso: Mars 

Ahora que conocemos los requisitos básicos de un curso de inducción exitoso es momento de evaluar un ejemplo que ilustre cómo funciona la puesta en práctica. En esta oportunidad hablamos de Mars, un videojuego personalizado que combina la estrategia con un sistema de preguntas y respuestas creadas por los propios jugadores. Ellos responden o impugnan preguntas y lanzan otras nuevas, con el fin de ganar puntos y construir su colonia en Marte. Gracias a su flexibilidad y capacidad de adaptación, este juego puede servir de herramienta formativa durante el proceso de onboarding en cualquier empresa.

Mars permite integrar con facilidad el contenido de inducción en una aventura gráfica que se diferencia por ser:

  • Personalizable.
  • Fácil de gestionar.
  • Innovadora y flexible.
  • Interactiva.
  • Reutilizable.
  • Conductora del aprendizaje social.

¿Cómo funciona el curso?

Mars es una herramienta formativa que facilita la la evaluación y difusión de los contenidos de cualquier empresa a través de la interacción entre los participantes. El aprendizaje colectivo se fomenta durante la competencia, la creación de preguntas y los debates generados sobre el tema formativo.

Durante las partidas destaca la gamificación a través de los rankings, storytelling, niveles, entre otros; lo que convierte el proceso en una experiencia divertida y capaz de motivar al alumno.

El rendimiento de los participantes se mide con recompensas o penalizaciones en el puntaje final y se pueden establecer puntos de comparación y feedback en base a la actividad de cada participante.

Asimismo, Mars forma parte de la plataforma de suscripción online de Gamelearn que se caracteriza por ser:

  • Cloud-based: no requiere la instalación de software adicional para su funcionamiento.
  • Accesible: solo se necesita conexión a internet.
  • Multilenguaje: todos los videojuegos están disponibles en al menos cuatro idiomas (español, inglés, francés y alemán).
  • De diseño adaptativo: los cursos pueden ser utilizados desde cualquier dispositivo, móvil, tableta, ordenador, entre otros.

Como curso de inducción, Mars es una herramienta capaz de asegurar que los nuevos empleados interiorizan los contenidos compartidos con ellos, a la vez que interactúan con otros nuevos compañeros no solo de forma online, sino también offline ya que el juego genera curiosidad que se traslada hasta la oficina.

En definitiva, Mars es un videojuego único que ofrece libertad de aprendizaje para las empresas en un formato online y capaz de garantizar el engagement. ¿Qué esperas para probarlo?

Gamelearn es una plataforma de game-based learning capaz de alojar a miles de usuarios simultáneamente, incluyendo un variado catálogo de serious games diseñados para formar, comunicar o sensibilizar sobre cualquier temática en empresas e instituciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *