Qué ventajas tiene usar rapid learning en tu empresa

Gamelearn Team

Con la digitalización y el auge de la creación de contenidos de e-learning para mejorar la formación y el desarrollo de las empresas, cada vez son más las tendencias y metodologías que surgen para acelerar dichos procesos y obtener mejores resultados. En este contexto, nos encontramos con el rapid learning. ¿Lo conoces? Aquí te contamos cómo funciona y qué beneficios tiene.

Qué es el rapid learning

También conocido como rapid e-learning development, se refiere a la metodología que permite crear cursos de aprendizaje online más rápidamente, gracias al uso de las herramientas de autor, lo que puede llegar a reducir los costes sin comprometer la calidad del producto final. 

En este proceso de desarrollo y aprendizaje se benefician las dos partes involucradas. Por un lado, los usuarios acceden a lecciones cortas que fomentan el microaprendizaje y que pueden ser incorporadas con facilidad dentro de su rutina. Por otro, los creadores de contenido pueden desarrollar módulos, incluso cursos de principio a fin, en unas cuantas horas, con los conocimientos y herramientas necesarias.

Actualmente esta metodología se ha convertido en una de las más utilizadas por las consultoras y los diseñadores instruccionales que apuestan por las herramientas de autoría innovadoras.

Beneficios del rapid learning para las consultoras

  • Acelera el diseño instruccional.
  • Ahorra tiempo de desarrollo e implementación de los cursos de e-learning.
  • Disminuye de los costes relacionados con la formación.
  • Permite personalizar los contenidos.
  • Facilita las actualizaciones de los cursos.
  • Satisface las necesidades formativas de los clientes.

Ventajas del rapid learning para los clientes

  • Bite size content o píldoras de contenido a las que pueden acceder cuando quieran.
  • Nuevos formatos llamativos que fomentan el engagement.
  • Acceso con internet, desde cualquier dispositivo.
  • Feedback instantáneo.
  • Resultados medibles a corto y largo plazo.
  • Motiva y empodera a los clientes por las características de uso que posee.
  • Mejora el ROI de la formación.

Cómo aplicar el rapid learning si haces diseño instruccional 

Al momento de implementar este nuevo método de trabajo es importante tener en cuenta cómo afectan las nuevas herramientas al flujo de de la organización. Asegúrate de hacer pruebas de compatibilidad y establece objetivos medibles para poder interpretar los resultados. Toma en cuenta las necesidades de tu empresa con honestidad y no olvides evaluar periódicamente el funcionamiento y las posibles mejoras que puedes implementar.

El proceso para aplicar el rapid learning se resume en:

  1. Identificar las necesidades de los clientes. No todas las empresas son iguales, tomate el tiempo suficiente para conocer a tus usuarios y así podrás ofrecerles exactamente lo que quieren. 
  2. Generar y/o adaptar el contenido. Muchas veces existen materiales que puedes adaptar y combinar en los nuevos procesos; sin embargo, no dudes en descartar contenidos que no aporten valor, ya que siempre puedes generar nuevas versiones desde cero.
  3. Planificar estratégicamente. Considera todos los actores involucrados y organiza el proceso de principio a fin. No olvides incluir el seguimiento posterior y la renovación del proceso.
  4. Identificar qué tareas se pueden realizar en menos tiempo. El rapid learning se basa en agilizar los plazos sin sacrificar la calidad de los productos. Apuesta por herramientas de autoría de calidad que sean capaces de ayudarte ahorrar tiempo y costes a lo largo del proceso.
  5. Hacer pruebas e implementar la estrategia. Organiza pequeñas sesiones para testear el funcionamiento de las herramientas antes de lanzar el nuevo proceso. De esta forma minimizas el riesgo de cometer errores y retrasar el desarrollo.

Cómo se agiliza el proceso con una herramienta de autoría

En el entorno laboral altamente competitivo en el que nos encontramos, utilizar el rapid learning te posicionará delante de tus competidores, con una solución innovadora. Pero, ¿por qué funciona tan bien este método?

Los cursos online se desarrollan con mayor facilidad cuando no requieren programación desde cero para llevarlos a cabo. Las herramientas de autoría permiten que los diseñadores instruccionales produzcan cursos capaces de enganchar a los usuarios sin dedicar meses o años para su creación.

Editor, es una de las herramientas de autor que permite crear cursos en formato de videojuego en menos tiempo. Descubre cómo aquí.

Es importante tener en cuenta las necesidades de los clientes cuando elijas la herramienta de autor para no sacrificar ninguna de las funcionalidades deseadas. En concreto, de las metodologías formativas destaca el game-based learning para generar entornos de aprendizaje de calidad capaces de motivar a los empleados y multiplicar los resultados de las compañías. Por eso una herramienta de autor como Editor, capaz de generar videojuegos formativos personalizados, puede convertirse en tu lanzadera ideal hacia un rapid e-learning eficiente. ¡Pruébalo!

Deja un comentario

This site is registered on wpml.org as a development site.