Para los proveedores de e-learning, el contenido también es el Rey

Con la llegada de internet, las empresas de todo el mundo se han lanzado a implementar programas de capacitación online. Los responsables de formación y desarrollo a menudo se han encargado de incorporar a sus plataformas el mayor número de cursos posibles. Nunca ha sido tan fácil contar con miles de vídeos, lecciones y contenidos e-learning. Todo ello de forma más o menos barata y al alcance de un clic.

¿El problema? En ese empeño por rellenar y rellenar los LMS (Learning Management System), en muchas ocasiones las empresas han descuidado la calidad de esos contenidos. Con centenares de cursos a su disposición, pero sin una clasificación coherente y sin adaptarse a los intereses de los empleados, éstos se pueden sentir abrumados y faltos de motivación. Algunos proveedores ofrecen de golpe hasta 7.000 cursos. La cantidad nunca ha sido sinónimo de calidad. Tampoco en la formación corporativa.

Al enfrentarnos a esa sobreabundancia de contenidos e-learning, tenemos que priorizar por encima de todo la calidad. Una de las principales misiones de los responsables de formación y desarrollo en el siglo XXI es la selección de los mejores cursos para cada uno de sus departamentos y empleados. Los LMS de las empresas tienen que ser superiores y más útiles que Google o Youtube, donde los trabajadores también pueden acceder libremente a millones de lecciones y tutoriales. Como se ha dicho ya sobre la industria del cine o el periodismo, también en e-learning el contenido es el Rey.

Para ofrecer a los empleados los mejores contenidos, primero es necesario identificar sus intereses y necesidades. A continuación, conocer aquellos cursos que les pueden hacer crecer como trabajadores y como personas y que realmente les motivan. Y, finalmente, identificar y seleccionar aquellos contenidos de calidad que sean útiles, prácticos y aplicables en la vida real. Solo así conseguiremos no solo que nuestros empleados finalicen los cursos (algo que sólo realiza el 30% de los trabajadores, según un estudio de la consultora Forrester Research), sino que puedan enriquecerse y crecer con la empresa.

Posts relacionados

Deja un comentario