Breve guía para resolver conflictos en organizaciones

En las organizaciones es habitual que surjan conflictos por diferentes motivos. Uno de los más comunes es que diferentes departamentos o individuos se enfrenten por acceder a recursos limitados o compartidos. Por ejemplo:

  • Hay un presupuesto a repartir entre diferentes departamentos.
  • Hay una persona cuyo tiempo se reparte entre diferentes departamentos.

Otro caso que suele repetirse, es que los objetivos a los que contribuyen varias personas, no están siendo distribuidos de una forma equitativa. Estos conflictos suelen generar puntos de vista enconados que pueden llegar escalar entre departamentos y equipos, generando un conflicto en la organización que es recomendable solucionar a tiempo.

En muchas empresas o equipos, un conflicto de intereses, por recursos o por presupuesto, puede terminar generando una quiebra en la comunicación interna de la empresa, llevando incluso a una dimisión en bloque de un equipo.

Cuáles son los conflictos más frecuentes

  • Conflictos de recursos o presupuestos
  • Conflictos de autonomía
  • Divergencia en los objetivos
  • Conflicto de roles

Cómo afrontar los conflictos

Mejora la comunicación entre las partes

Es esencial que los grupos de la organización puedan hablar y entre ellos. Trabaja en la comunicación interna.

Saca a la luz tu liderazgo

Arroja claridad sobre cuál es la estructura y cuáles son las responsabilidades de cada miembro del equipo o de la organización. Si no es así, es complicado que se entienda el papel que debe desempeñar cada uno.

Sé transparente

La transparencia en el organigrama, en los objetivos y en los cambios que ocurren permiten que cada unidad de negocio se centre en su trabajo y se eviten problemas de gestión y conflictos que pueden generar pérdidas de productividad.

Posts relacionados

Deja un comentario