5 maneras de aumentar el 'engagement' de los empleados

¿Alguna vez has llegado a trabajar a tu empresa y has sentido que el ambiente era agobiante, que los empleados sólo estaban allí por obligación y que no sentían ninguna motivación por hacer su trabajo? Cuando esto ocurre, es urgente llevar a cabo acciones de movilización.

El engagement es quizás el ingrediente más complicado de conseguir para cualquier directivo. Después de todo, los empleados son considerados por muchos empresarios y especialistas como el activo más importante de cualquier empresa. Sin un excelente rendimiento del equipo, es seguro que la productividad de la organización se resentirá y los resultados serán muy inferiores a los deseados. Por tanto, conseguir que los empleados rindan al máximo debería ser una prioridad y un objetivo constante en toda empresa.

¿Cómo es un empleado comprometido?

En primer lugar, es necesario entender que los empleados comprometidos no son sólo empleados motivados, el concepto va más allá. Contar con un profesional comprometido es sinónimo de tener una persona proactiva, que se esfuerza y tiene el objetivo constante de lograr lo mejor y contribuir al éxito de su empresa. Son los trabajadores que tienen la «fibra» de la organización, que están muy comprometidos y que muestran pasión por lo que hacen.

Los tres componentes del engagement

  • Reflexión: el profesional entiende y acepta los objetivos, valores y estrategias establecidos por la empresa de la que forma parte.
  • Sentimiento: el empleado se siente orgulloso de la organización y disfruta con lo que hace.
  • Actuación: cuando un empleado se siente seguro y bien con su trabajo en una organización, hará lo necesario para que la organización tenga éxito.

El engagement es importante porque aumenta el rendimiento de los individuos y de la propia organización. Un equipo comprometido es más fiel a los objetivos y valores de la empresa. Por eso es tan necesario que los líderes lleven a cabo una serie de acciones internas para que todos participen y se sientan parte de un objetivo mayor. Como resultado, el nivel de compromiso del equipo aumenta, la motivación se incrementa y los empleados aumentan su productividad en el trabajo.

5 factores para conseguir empleados más comprometidos

1. Excelente liderazgo

Un liderazgo deficiente es una de las principales razones de la falta de productividad y la desmotivación de un equipo. Es necesario que los directivos sepan realmente dirigir y no sólo dar órdenes. Por otro lado, los empleados necesitan tener un jefe inspirador que pueda promover un sentimiento de confianza.

2. Un sentido de propósito

Los empleados sólo se comprometerán si sienten que están logrando algo en la empresa. Por lo tanto, una de las funciones de los directivos es demostrar constantemente que las funciones que realizan los empleados son importantes y que tienen consecuencias directas para la organización. El engagement se consigue a través de varias medidas y objetivos bien definidos que el equipo debe alcanzar, creando una sensación de verdadero desafío. Además, hay que dar a los empleados más autonomía delegando ciertas tareas para las que se necesitan las opiniones y decisiones del equipo.

3. Oportunidades de crecimiento

Disponer de un plan de carrera bien estructurado puede estimular el desarrollo de los empleados, que pueden tener una verdadera meta profesional que alcanzar. Tener la sensación de que no será posible dejar el mismo lugar es un verdadero obstáculo para que cualquier empleado se sienta comprometido. Este es un factor decisivo no sólo para retener el talento, sino también para atraerlo. Por ello, intenta discutir los planes de carrera con tus empleados. Pero, por supuesto, siempre teniendo en cuenta los planes estratégicos y los límites de la empresa, así como las competencias de cada trabajador.

4. Recompensas

Es esencial que tus empleados sientan que su trabajo no sólo produce resultados, sino que es valorado. Recompensas como aumentos de sueldo, o simplemente cantidades acordes con el mercado, son buenas opciones a considerar para reconocer a los buenos empleados.

5. Sugerir ideas de mejora

En el contexto del desarrollo profesional, ofrecer a tus empleados sugerencias para mejorar, como la formación (e-learning, gamificación, LMS…) y las conferencias, puede ser una excelente opción. Organizar conferencias con especialistas o con contenidos motivadores también pueden resultar en una manera de actualizarse, además de «romper» la rutina del entorno laboral, dando un aire de renovación.

Es importante entender que cualquier estrategia para aumentar el engagement es continua y no se detiene nunca. Al fin y al cabo, para retener a las personas en las empresas, mantenerlas comprometidas y satisfechas con su trabajo, es necesario analizar siempre el nivel de compromiso.

Posts relacionados

Deja un comentario