Inicio Blog Recursos Humanos 8 consejos para utilizar el b-learning en la formación corporativa

8 consejos para utilizar el b-learning en la formación corporativa

8 consejos para utilizar el b-learning en la formación corporativa

El b-learning (en inglés, blended learning) se está abriendo paso como unas de las nuevas tendencias en el mundo de la formación corporativa. Su combinación de clases presenciales y cursos online (o cualquier otro recurso digital) está obteniendo grandes resultados al utilizar lo mejor de cada metodología. Cada vez más, las empresas no se preguntan si tienen que hacer b-learning, sino cómo hacerlo con éxito.

Para ello, compartimos contigo 8 prácticas de b-learning que han obtenido excelentes resultados en empresas de medio mundo:

1. Piensa en las necesidades de tu empresa

Antes de nada, piensa en lo que quieres conseguir y en cómo va a ayudar a tu empresa. No te obsesiones ni con la tecnología ni con la metodología b-learning, sino sobre todo con lo que tus empleados necesitan aprender. Diseña todo el programa de formación pensando en los resultados que quieres conseguir; una vez que hayas hecho esto, comienza a pensar en la mejor forma de hacerlo a través del b-learning.

2. Explica a tus empleados el programa de b-learning

Antes de empezar tu formación b-learning, es importante que hagas una sesión explicando a tus empleados su funcionamiento y objetivos. Háblales de sus ventajas, de todo lo que van a aprender en las próximas semanas (o meses) y de qué necesitan hacer en cada momento. Envíales una guía detallada (roadmap) con todos los detalles y explícales qué cosas van a tener que hacer online y cuáles offline.

3. Utiliza las clases presenciales de forma efectiva

Una de las claves del b-learning está en la buena utilización de las clases presenciales. Al contar con cursos online (que los alumnos a menudo hacen previamente), los profesores no deben emplear tiempo en explicaciones generales o en clases magistrales. La idea es utilizar las aulas para hacer todo lo que no se puede hacer online: trabajos en grupo, preguntas al profesor, dinámicas de grupo, debates, ejercicios prácticos o resolución de problemas. De esta forma, y gracias a lo que han estudiado ya online, los empleados pueden sacarle el máximo provecho a las clases presenciales.

4. No te olvides de la ayuda técnica

Que los alumnos puedan hacer parte de la formación desde sus ordenadores, tabletas o teléfonos móviles no implica que te olvides por completo de echarles una mano. Asegúrate de que tu LMS y los cursos online cuentan con un soporte técnico excelente, buenas páginas de ayuda, vídeos tutoriales y asistencia a los alumnos. Debe ser fácil y sencillo acceder y completar la formación. Asegúrate de que la tecnología no se convierte en un obstáculo para el éxito de la formación.

5. Combina con efectividad la formación online y la offline

Uno de los errores más frecuentes en los programas de b-learning consiste en diferenciar por completo los cursos online de las clases presenciales. Sin embargo, el objetivo es precisamente el contrario: las dos metodologías deben servir para reforzar y para poder practicar (en distintos formatos) todo lo aprendido. Asegúrate por lo tanto de que lo que aprenden online lo pueden practicar luego offline; y de que ambos mundos están unidos y se refuerzan el uno al otro.

6. Deja los tiempos claros

Asegúrate de que los empleados conocen, desde el principio, qué van a hacer en el aula y qué van a hacer desde sus ordenadores. De esta forma podrán planificar la formación a su medida y lograrán completar los cursos a tiempo. Esto es especialmente importante para los cursos y lecciones online; avísales al menos con dos semanas de antelación de todas las tareas que tengan que completar e incluye el tiempo estimado que les llevará completar cada unidad formativa.

7. Gamifica la formación b-learning

Utilizar el b-learning no quiere decir que no puedas incluir otras metodologías o elementos de motivación. Una de las más exitosas es la gamificación: aprovecha los rankings, fomenta la competencia sana y entrega premios a los empleados que acaban antes (y mejor) cada una de las unidades. Muchas empresas incluso realizan una ceremonia de premios (con trofeos u otro tipo de regalos) para los primeros clasificados. En la parte online, no dudes tampoco en aprovecharte de las ventajas del aprendizaje a través de videojuegos (game-based learning). Cuanto más rica y completa sea la experiencia b-learning, mejores serán los resultados.

8. Pide feedback sobre el b-learning

La metodología b-learning te ofrece una gran oportunidad para obtener feedback. Utiliza los cursos online para recibir al instante datos agregados de todos los empleados y obtener una visión general del éxito o fracaso del programa. Por otro lado, tampoco te olvides de hacer entrevistas cara a cara en las clases presenciales para obtener respuestas más profundas y elaboradas. Todo esto te ayudará a seguir mejorando la experiencia de los empleados y tus propuestas de b-learning.

Libros y Whitepapers gratuitos

eBooks gratis

30 estrategias infalibles para mejorar el engagement de tu formación

eBooks gratis

El checklist infalible para diseñar un programa de capacitación que funciona

eBooks Gratis

16 técnicas infalibles para formar y gestionar a los Millenials

Kostenlose eBooks

Cómo implementar con éxito un programa de formación con videojuegos en tu empresa
Gamelearn es una plataforma de game-based learning capaz de alojar a miles de usuarios simultáneamente, incluyendo un variado catálogo de serious games diseñados para formar, comunicar o sensibilizar sobre cualquier temática en empresas e instituciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *